Curiosidades

Curiosidades

El motor de cada árbitro

Imagen de El motor de cada árbitro
03/06/2013
Compartir Facebook Twitter

Diego Bernini
Profesor - Preparador físico
Cooperativa de Árbitros de Rosario

Desde que formamos esta ambiciosa cooperativa se me asignó la difícil y desafiante tarea de entrenar físicamente a nuestros árbitros. Cosa nada sencilla por lo heterogéneo del grupo: cada uno con sus diferentes edades y expectativas, con su personalidad y su historia en el arbitraje. Pero con los mismos objetivos colectivos, a corto y a largo plazo.

Lo que me simplificó enormemente el trabajo fue: “llevar en alto la bandera de la dignidad y la cultura del trabajo. Ese fue el motor de cada árbitro al entrenar”; levantar al compañero cansado, animar al que está deprimido, estar al pie del cañón para quien lo necesite, fueron las constantes situaciones que viví y me llenaron de orgullo.

Es difícil disociar el ser profe, del ser árbitro ya que son mis dos pasiones, por lo cual decidí no hacerlo.
Hasta el último día voy a ser profe y moriré siendo árbitro aunque pueda no ejercerlo. Me considero muy afortunado al estar de ambos lados ya que me permite disfrutar en mayor medida de estos seres tan especiales.

Para finalizar les digo que entrenar a casi un centenar y medio de árbitros no me da tanto orgullo como el tener casi un centenar y medio de excelentes compañeros.

Comentar