Curiosidades

Curiosidades

La vida una sucesión de batallas

Imagen de La vida una sucesión de batallas
04/06/2013
Compartir Facebook Twitter

Claudio Martin
Ex Árbitro Internacional - Instructor
Cooperativa de Árbitros de Rosario

Así, como reza ese video motivador que proyecté en la primer clase en nuestra cooperativa: “La vida una sucesión de batallas”, para entender un poco lo que cada uno de nosotros sentimos es necesario hacer un poco de historia.

Transitaban los últimos días de Agosto del 2008 cuando un grupo de árbitros desesperanzados, angustiados y en conflicto con su Asociación me convocaron para conversar sobre el tema. Precisamente de esa charla de café nos surgió la idea de agruparnos.

Encontramos adeptos y de los otros, algunos convencidos, otros no tanto. Eva-luamos hasta el cansancio los pro y también los contra. Algunos de nosotros teníamos mucho para perder: la carrera, el trabajo, los contratos... Fueron muchos días, muchas noches, muchas llamadas, muchas reuniones, muchas tentaciones recibidas individualmente y por qué no decirlo incansables "aprietes". Igual decidimos librar esa guerra sabiendo que nos enfrentábamos a gente inescrupulosa y a genuflexos, pero seguimos adelante y le dimos forma: Cooperativa de Árbitros de Rosario.

Empezamos 60 aventureros, hoy superamos los 140, árbitros y aspirantes. Crecimos lenta pero ininterrumpidamente y lo seguiremos haciendo con un solo secreto: trabajando en equipo.

Cada uno de nosotros tiene una tarea y debe cumplirla por el bien de todos los asociados. Claro está que también hay mucha gente a la que debemos agradecer: a las Ligas Oficiales, a las Ligas Amateur, a los Torneos que confiaron en nosotros, a la Asociación Rosarina de ex-futbolistas de Rosario, donde funciona nuestra Sede, a los periodistas amigos quienes siempre difundieron desinteresadamente nuestras gacetillas de prensa y por sobre todo a los árbitros que se sumaron a nuestro proyecto dejando sus Colegios de origen.

Nada nos detendrá, ya impusimos una nueva marca que sólo podremos sostener en el tiempo con humildad, sacrificio, trabajo y capacitación.

“No hay guerreros sin heridas”. Lo que hagamos en la vida, perdurará en la eternidad.

Comentar